Tres estímulos sensoriales para que tu hogar sea tranquilo y pacífico

Tres estímulos sensoriales para que tu hogar sea tranquilo y pacífico

Publicado el 08/11/2019
Equipo Editorial HN


¿Te sientes abrumado estos días? Para muchas personas, especialmente madres, como yo, que están pasando por mucho trabajo y estrés, con miembros de la familia que van en diferentes direcciones. Afortunadamente, tengo sistemas que evitan que haya días en que mi familia se conviertan en un caos. 

Con todos aquí en casa ocupados, se ha vuelto importante para mí crear y mantener un ambiente hogareño tranquilo para salvaguardar el valioso tiempo que tenemos juntos. Cuando no nos conectamos significativamente en casa, tendemos a estar más distraídos, angustiados y estresados.

Pero estoy descubriendo que el simple hecho de tener estrategias ante los problemas, por importantes que sean, no es suficiente para crear un ambiente hogareño verdaderamente tranquilo.

Resulta que la paz no es solo la ausencia de caos. Una línea de montaje es eficiente y ordenada, pero no pacífica. La paz es algo diferente. Es un estado de ser, una tranquilidad que impregna un espacio, una persona o un grupo de personas.

Si tu (como yo) aún no has internalizado ese tipo de tranquilidad, no te preocupes. Hay algunas maneras inteligentes de convertir tu hogar en un espacio tranquilo donde tú y tu familia puedan encontrar refugio. Comienza con tres de tus sentidos …

Visión

Muchos de nosotros confiamos en nuestros ojos más que en cualquier otro sentido, ¡así que disfrutémoslos! La organización ayuda a mantener alejado el caos, pero la decoración es lo que ayuda a infundir un cierto ambiente en la casa. Para hacer que tu hogar sea más tranquilo, comienza con los colores.

¿Cómo juegan los diferentes colores con tus emociones? Mi color favorito es el naranja brillante, pero me alejo de él en la decoración porque no es silencioso. Es brillante, divertido y enérgico, pero no silencioso. Para mí, los tonos de azul son pacíficos y restauradores, por lo que gravito hacia esos colores.

Dedica un tiempo a crear un entorno que te alivie emocionalmente cuando entras en casa, utilizando todo, desde el color, el diseño de los muebles y los objetos de arte. Sigue revolviendo hasta que encuentres un arreglo visual que te calme inmediatamente al entrar, y pide ayuda a tu familia.

Ofato

Hace unos años, mi madre se empeñaba en usar un difusor de aceites esenciales. Ella me contó todo sobre los muchos beneficios para la salud, pero lo que me cautivó fueron los efectos emocionales inmediatos. Diferentes mezclas de aceites pueden animarme instantáneamente o derretir todo el estrés en mis hombros.

Comencé a notar los mismos efectos sutiles en mis hijos. No dijeron: “Mami, ese olor me hace sentir bien”, pero me lo dijeron con sus propias palabras. “Mamá, huele muy bien. Me dan ganas de abrazarte”.

Si no eres fanático de los aceites esenciales, enciende una vela perfumada, o incluso rocía spray aromático todos los días. Encuentre un perfume que suavice las líneas de su frente, traiga sonrisas a los rostros de su familia y priorízalo. El sentido del olfato tiene un poderoso efecto en nuestras emociones.

Oído

A menudo no nos damos cuenta de cuánto influyen los sonidos en nuestras mentes y estados de ánimo. A menudo me encontraba apretando los dientes y tensando los hombros en respuesta al sonido de los celulares, pero ese sonido ni siquiera se había registrado conscientemente hasta que noté mi tensión física.

Una de mis formas favoritas de promover la paz es la música de volumen muy suave (las sonatas de Beethoven son mis opciones principales). Pero recientemente comencé a darme cuenta de lo precioso que es el silencio. Hay tanto ruido en el mundo que nos llega todo el tiempo que ni siquiera reconocemos el poco tiempo que pasamos en silencio.

Al principio puede ser desalentador, pero si crea un espacio en su hogar para el silencio y la quietud, sin televisores ni radios en el fondo, sin sonar en su teléfono o computadora portátil, comenzará a darse cuenta de lo restaurador que es el silencio para el espíritu humano. Tu familia probablemente notará lo mismo. El silencio trae consuelo y comunión.