¿Los católicos creen en los fenómenos paranormales?

¿Los católicos creen en los fenómenos paranormales?

Publicado el 30/10/2019
Equipo Editorial HN


En las últimas dos décadas ha habido un aumento constante de investigadores paranormales y sociedades paranormales. Estos grupos prosperan investigando aquellas cosas que la ciencia no puede explicar, como la telequinesis, la percepción extrasensorial y los fantasmas.

Desde una perspectiva católica, ¿qué es la actividad paranormal y cómo encaja en la fe católica?

Primero, aquí hay una definición típica de lo “paranormal” como lo describe el escritor Marco Pennekamp:

Paranormal consiste en “para”, que significa arriba, más allá o anormal, y normal. El mundo normal en el que vivimos es explicable por la comprensión científica actual. Por lo tanto, el mundo paranormal no lo es. Es posible que podamos explicar algunas partes del mundo paranormal en el futuro. Entonces son parte del mundo natural, pero actualmente no son parte del mundo normal. Entonces, según este argumento etimológico, lo paranormal describe algo que no es actualmente posible, pero posiblemente lo es.

Con esta definición, la actividad paranormal se considera dentro de los límites de la “ciencia”, aunque no se puede explicar de inmediato.

La teoría es que lo que parece estar fuera de la ciencia es simplemente algo que no se ha estudiado lo suficiente y al final tiene una explicación natural.

Por lo general, los creyentes de la actividad paranormal ponen su fe en un mundo sin Dios. Si hay fantasmas, dicen, existe una posible explicación científica detrás de esto, pero no tenemos datos suficientes para verificarlo.

Los católicos tenemos una visión ligeramente diferente. Reconocemos que la actividad paranormal es real y estamos de acuerdo en que está fuera del orden natural de la ciencia.

Sin embargo, nuestro punto de partida es nuestra creencia de que existe un mundo sobrenatural que no podemos ver y que tiene un efecto en el mundo visible.

Esto no quiere decir que todos los que afirman una experiencia paranormal estén teniendo una experiencia espiritual. De hecho, los católicos somos escépticos a este respecto, siempre buscan primero una explicación científica, médica o de otro tipo, para las cosas.

Pero los católicos no negamos la existencia de lo espiritual … y esto puede significar tanto la actividad de Dios y sus ángeles, como la actividad de los demonios.

Entonces, si bien es cierto que puede haber muchos casos en los que la ciencia puede explicar lo que sucedió, también es cierto que las experiencias extraordinarias podrían estar vinculadas a Dios o a criaturas espirituales que realmente existen.

Mientras las sociedades paranormales continúan buscando la explicación de tales cosas, los católicos no tienen dudas sobre el origen de tales fenómenos.