San Camilo de Lelis

San Camilo de Lelis

Publicado el 04/04/2020
Equipo Editorial HN


Fundador de la Comunidad Siervos de los Enfermos.

Martirologio Romano: San Camilo de Lelis, presbítero, que nació cerca de Teano, en el Abruzo, y en su juventud siguió la carrera militar, dejándose arrastrar por los vicios propios de una juventud alegre y despreocupada, pero convertido de su mala vida, se entregó al cuidado de los enfermos incurables hospitalizados, a los que servía como al mismo Cristo. Ordenado sacerdote, puso en Roma los fundamentos de la Congregación de los Clérigos Regulares Ministros de los Enfermos. 

 Nació en Abruzos (Italia) en 1550. Siguió la carrera militar, igual que su padre. Le apareció una llaga en un pie, que lo hizo dejar la carrera de las armas e irse al Hospital de Santiago en Roma para que lo curaran. En el hospital de Roma se dedicó a ayudar y atender a otros enfermos, mientras buscaba su propia curación. Pero en esa época adquirió el vicio del juego . Fue expulsado del hospital y en Nápoles perdió todos los ahorros de su vida en el juego, quedando en la miseria.

Tiempo atrás, en un naufragio, había hecho a Dios la promesa de hacerse religioso franciscano, pero no lo había cumplido. Estando en la más completa pobreza se ofreció como obrero y mensajero en un convento de los Padres Capuchinos, donde escuchó una charla espiritual que el padre superior les hacía a los obreros, y sintió fuertemente la llamada de Dios a su conversión. Empezó a llorar y pidió perdón por sus pecados, con la firme resolución de cambiar su forma de actuar por completo. Tenía 25 años.

Pidió ser admitido como franciscano, pero en el convento se le abrió de nuevo la llaga en el pie, y fue despedido. Se fue al hospital y se curó, y logró que lo admitieran como aspirante a capuchino. Pero en el noviciado apareció de nuevo la llaga y tuvo que irse de allí también. De nuevo en el hospital de Santiago, se dedicó a atender a los demás enfermos, por lo que fue nombrado asistente general del hospital.

Dirigido espiritualmente por San Felipe Neri, estudió teología y fue ordenado sacerdote. En 1575 se dio cuenta que ante la gran cantidad de peregrinos que llegaban a Roma, los hospitales eran incapaces de atender bien a los enfermos que llegaban. Fue entonces que decidió fundar una comunidad de religiosos que se dedicaran por completo a los hospitales.

San Camilo trataba a cada enfermo como trataría a Nuestro Señor Jesucristo en persona. Aunque tuvo que soportar durante 36 años la llaga de su pié, nadie lo veía triste o malhumorado. Con sus mejores colaboradores fundó la Comunidad Siervos de los Enfermos el 8 de diciembre de 1591. Ahora se llaman Padres Camilos. Murió el 14 de julio de 1614, a los 64 años.

Fue canonizado en 1746 por S.S. Benedicto XIV.

Siete datos que tal vez no sabías de San Camilo de Lelis

En el marco de la fiesta de San Camilo de Lelis, que se celebra el domingo 14 de julio, presentamos siete datos que no sabías de este gran santo patrono de los enfermos.

1. Su nacimiento fue considerado un milagro 

Cuando la mamá de Camilo estaba embarazada soñó que su hijo encabezaba a un grupo en el que todos llevaban una cruz roja en el pecho. 

Camilo nació cuando su madre tenía cerca de 60 años de edad y este hecho fue considerado como un milagro.

2. Su padre fue mercenario 

Su padre era un mercenario militar al servicio de España y de Venecia. Se llevó a Camilo a las batallas cuando este tenía 18 años. En ese entorno, el joven se sintió atraído por las riquezas y los placeres. 

3. Inició sus estudios a los 32 años

Tras su conversión, Camilo ingresó a los 32 años al Colegio Romano de los jesuitas, donde progresó rápidamente en los estudios. Fue ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1584 en la Basílica de San Juan de Letrán.

4. Conoció a San Felipe Neri

Se dice que con el acompañamiento de San Felipe Neri, Camilo trató de suavizar su carácter rudo. Con los franciscanos capuchinos aprendió la humildad y el amor al sacrificio; y con los jesuitas comprendió la fuerte exigencia de la vida espiritual.

5. Rezaba todos los días el Rosario

No solo rezaba el Rosario diariamente sino que animaba a que otros lo hicieran. Celebraba Misa todos los días, algo que no era usual en ese tiempo, y tenía una gran devoción por la Eucaristía.

6. Fue precursor de la Cruz Roja

Camilo fundó a la congregación de los Hermanos Ministros de los Enfermos y Mártires de la Caridad y los envió a los campos de batalla. 

Es así que 250 años antes del nacimiento de la Cruz Roja Internacional, la “cruz roja” de los hábitos de los hijos de San Camilo brilló en los campos de batalla como signo de fraternidad.

7. Profetizó su muerte

Camilo profetizó que moriría en Roma en la fiesta de San Buenaventura, el 14 de julio según el antiguo calendario litúrgico, y así sucedió en 1614. Su cuerpo fue embalsamado y su corazón fue colocado en un relicario.