Reflexiones de Adviento

Reflexiones de Adviento

Escrito el 23/11/2019
Equipo Editorial HN


Pequeña guía de reflexión para este tiempo de Adviento.
Estas publicaciones esperamos que sea claves para la esperanza que ponemos en tus manos, es un nuevo apoyo para orar en días tan especiales como son los del tiempo inmediato a la Navidad. No es un material simple, sino fruto de la contemplación de la Palabra que se proclama en la celebración diaria de la Eucaristía.

La diferencia entre esta publicación y otras semejantes consiste en que, al no seguir las fechas del calendario civil, sino las de los días litúrgicos de las cuatro semanas de Adviento, se convierte en un recurso permanente e intenta superar, en este tiempo de crisis, la costumbre de usar y tirar.

Así como las lecturas diarias son siempre las mismas, independientemente de los ciclos litúrgicos, los domingos, en cambio, contienen referencias a los diferentes ciclos, «A», «B», «C», pues se ha intentado que sea un instrumento válido para todos los años.

Los comentarios están dirigidos a todos los fieles que deseen acompañarse en el camino de Adviento con el bordón de la Palabra de manera sapiencial y orante. 
Cada uno de los días tiene un título extraído del contenido de los textos, un breve comentario de la secuencia bíblica que se proclama, una llamada a la conversión del corazón y, por último, una súplica, haciendo propia la oración del salmista.

La nueva evangelización pasa por la conversión personal, por la pregunta que cada uno nos debemos hacer sobre nuestra identificación con el mensaje del Evangelio. El comienzo del año litúrgico es una buena ocasión para reemprender de nuevo la marcha de la vida cristiana. Si meditamos en el corazón la Palabra de cada día, como hizo la Madre de Jesús, obtendremos como fruto el gozo de la Navidad, al hacerse en nosotros historia propia.

Como ayuda, para concretar la respuesta a la sugerencia del texto sagrado, se ofrece un breve cuestionario. Cada uno, a lo largo de las cuatro semanas, podrá ir evaluando la sinceridad de su adhesión a la llamada.

Feliz tiempo de espera y de esperanza.