Evangelio del Día, Lunes 23 de septiembre de 2019 - Ser cristiano y amar serlo

Evangelio del Día, Lunes 23 de septiembre de 2019 - Ser cristiano y amar serlo

Escrito el 23/09/2019
Equipo Editorial HN


San Pío de Pietrelcina, presbítero

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Cristo, Rey nuestro. ¡Venga tu Reino!
 
Oración preparatoria (para ponerme en presencia de Dios)
Señor, ayúdame a iluminar el mundo y ser instrumento para que otros también lo hagan.
 
Evangelio del día (para orientar tu meditación)
Del santo Evangelio según san Lucas 8, 16-18
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “Nadie enciende una vela y la tapa con alguna vasija o la esconde debajo de la cama, sino que la pone en un candelero, para que los que entren puedan ver la luz. Porque nada hay oculto que no llegue a descubrirse, nada secreto que no llegue a saberse o a hacerse público.
Fíjense, pues, si están entendiendo bien, porque al que tiene se le dará más; pero al que no tiene se le quitará aun aquello que cree tener”.
Palabra del Señor.
 
Medita lo que Dios te dice en el Evangelio
 
Recuerdo una diferencia clara entre mi primera novia y yo; mientras ella colocaba en sus redes sociales que era mi novia y que me amaba, yo en cambio permanecía igual, mis estados no cambiaban nada. Por su actitud las personas no solo sabían que tenía novio sino también que estaba feliz; conocían que ella era mi novia y que a ella le encantaba serlo.
En el Evangelio vemos lo mismo, Jesús nos dice que un cristiano no puede estar bajo la cama, que una lámpara la enciende porque quiere iluminar la casa entera, jamás se esconde. Ser cristiano es ser como mi primera novia, se publica, se grita a los vientos que se es cristiano y que encanta serlo porque solo así se ilumina el mundo, solo así se conoce al cristiano.
En mi caso pocos conocían que tenía novia, y muchos menos que era feliz con ella. Un día, mi mejor amiga me preguntó si realmente quería tener novia porque no tenía sentido cómo actuaba; porque el que ama no puede callarlo, el que ama lo expresa. Un cristiano que ama no se queda debajo de la cama, sino que sale al mundo, expresa que es cristiano y que le gusta serlo, igual como lo hacía mi primera novia.
No sean como yo, no oculten sus sentimientos, griten que aman a Cristo, griten el mensaje del Evangelio y sean novios que les gusta serlo, sean cristianos enamorados.
 
 
«Jesús nos habla de la lámpara, que no se pone debajo del celemín, sino en el candelero. El misterio de Dios es luz y que la luz vino al mundo y las tinieblas no la acogieron. Una luz que no puede esconderse, sino que sirve para iluminar. Uno de los rasgos del cristiano, que ha recibido la luz del Bautismo y debe darla. El cristiano es un testigo. Y precisamente la palabra testimonio encierra una de las peculiaridades de las actitudes cristianas. En efecto, un cristiano que lleva esta luz, debe hacerla ver porque él es un testigo. Y si un cristiano prefiere no hacer ver la luz de Dios y prefiere las propias tinieblas, entonces le falta algo y no es un cristiano completo. Una parte de él está ocupada, las tinieblas le entraron en el corazón, porque tiene miedo de la luz y prefiere los ídolos. Pero el cristiano es un testigo, testigo de Jesucristo, luz de Dios. Y deber poner esta luz en el candelabro de su vida.»
(Homilía de S.S. Francisco, 28 de enero de 2016, en santa Marta).
 
Diálogo con Cristo
Ésta es la parte más importante de tu oración, disponte a platicar con mucho amor con Aquel que te ama.
 
Propósito
Proponte uno personal. El que más amor implique en respuesta al Amado… o, si crees que es lo que Dios te pide, vive lo que se te sugiere a continuación.
Comunicar, sobre todo con el testimonio, qué es ser cristiano.
 
Despedida
Te damos gracias, Señor, por todos tus beneficios, a Ti que vives y reinas por los siglos de los siglos.
     Amén.
 
     ¡Cristo, Rey nuestro!
     ¡Venga tu Reino!
    
Virgen prudentísima, María, Madre de la Iglesia.
     Ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.