Reflexión Mariana - María mezcla de llanto y alegría

Reflexión Mariana - María mezcla de llanto y alegría

Escrito el 29/12/2019
Equipo Editorial HN


La Santa Biblia insiste repetidas veces que DIOS permite sufrimientos a sus hijos de la tierra pero que siempre los mezcla con muchos consuelos y alegrías. La Vida de MARÍA SANTÍSIMA es una prueba de todo esto. Veamos unos ejemplos.

Temerosa y asustada viaja en la huida a Egipto. En un desierto de 40° de calor y por las noches frío intenso, con el temor de ser alcanzados por los policías de Herodes. Esto es el dolor.
Pero viene enseguida el gozo. Terminar sin  contratiempos el largo viaje. Hallar oficio para San José. ¡Ver que el  NIÑO crece tan sano, hermoso y feliz! Es que no hay grito de dolor que no encuentre al fin por eco una esperanza.

Otro ejemplo:  El niño se pierde a los 12 años. Tres días llorando y buscándolo. De casa en casa la MADRE va preguntando: "Oh vosotros, si habeis visto al amado de mi alma, decidme por favor ¿dónde está?". Ese es el dolor.

Pero luego encuentra al HIJO amadísimo y en adelante JESÚS hasta los 30 años vive junto a ELLA como el más obediente y amable de los hijos. Ahí está el gozo.

OH MARÍA no dejes nunca de recordarnos que también en nuestra vida, como en tu existencia, el Buen DIOS a cada pena la acompañará de gozos y consuelos acá en la tierra y de premio en la eternidad feliz.