Reflexión Mariana - Las dos columnas

Reflexión Mariana - Las dos columnas

Escrito el 30/12/2019
Equipo Editorial HN


San Juan Bosco tuvo una vez una Visión que se ha hecho muy famosa y que en verdad es un retrato de lo que nos espera a nosotros.
Esta visión se llama "El sueño de las dos Columnas"

Le pareció ver que el Sumo Pontífice y los sacerdotes y fieles Católicos viajaban por el mar, cada uno en una barca. La barca del Pontífice era grande y hermosa. Las demás eran más pequeñas. De pronto se desató una horrible tempestad que amenazaba hundir todas las barcas, y para colmo de males aparecieron también muchas embarcaciones piratas que trataban de hundir la barca del Pontífice y las barcas de los demás creyentes.

Cuando la situación era más peligrosa y todos estaban con temor de hundirse entre las embravecidas olas, surgieron entre el mar Dos Columnas inmensas: Sobre la más grande estaba la Santa Hostia, y sobre la otra la Imagen de la SANTÍSIMA VIRGEN, y una voz empezó a llamar a todos los fieles que iban en las embarcaciones: acerquen se a las columnas que ellas los liberarán del hundimiento.

Tan pronto como las barcas se acercaron a las dos columnas y se ataron a ellas, las olas del mar se aplacaron totalmente a su alrededor, y los tripulantes vieron con gran alegría que los piratas no se atrevían a acercarse a la columna de la EUCARISTÍA ni a la columna donde estaba la VIRGEN y se retiraron desilusionados.

Y la voz del Cielo le dijo al Santo: "Esto significa que quien desea salir vencedor de los ataques de los enemigos del alma tiene que cultivar dos grandes devociones: un gran amor a JESÚS en la SANTA EUCARISTÍA y una confianza inmensa en la protección de la SANTÍSIMA VIRGEN".

¿Qué me enseña a mí esta Visión? Si ato con la FE la barquilla de mi vida a JESÚS SACRAMENTADO  y a MARÍA AUXILIADORA, llegaré al Puerto de la Salvación a pesar de los piratas y a pesar de las tempestades.