Reflexión Mariana - Solemnidad de María, Madre de Dios

Reflexión Mariana - Solemnidad de María, Madre de Dios

Escrito el 01/01/2020
Equipo Editorial HN


¿Qué más podría yo desear para ustedes que siempre escuchen estas palabras de MARÍA, la MADRE de CRISTO: "Hagan lo que ÉL lea diga". Y que ustedes acepten estas palabras en sus corazones, porque fueron enunciadas desde el corazón. Desde el Corazón de la MADRE.
San Juan Pablo II.
(Prayers and Devotions)

MARÍA, que las palabras de tu corazón se conviertan en mis palabras para que yo haga cualquier cosa que ÉL me diga.

Dios te salve, María, llena eres de gracia.
El Señor es contigo. Bendita tú eres
entre todas las mujeres y bendito es el fruto
de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén.

Alabanzas a María
Salve, Señora, santa Reina, santa Madre de Dios, María,
que eres virgen hecha iglesia y elegida por el santísimo Padre del cielo,
a la cual consagró Él con su santísimo amado Hijo y el Espíritu Santo Paráclito,
en la cual estuvo y está toda la plenitud de la gracia
y todo bien.
Salve, palacio suyo; salve, tabernáculo suyo; salve, casa suya.
Salve, vestidura suya; salve, esclava suya; salve, Madre suya.