Martes Santo, Semana Santa 2020

Martes Santo, Semana Santa 2020

Escrito el 07/04/2020
Equipo Editorial HN


«MYSTERIUM INIQUITATIS». Es uno de los más grandes dolores de Cristo en su pasión: la traición de un amigo. Alguien a quien llamó por su nombre, compartió su vida y enseñanza, participó de la misión… Y, sin embargo, traidor. Nadie está libre ello. Muchos discípulos y apóstoles de Cristo en la historia de la Iglesia han dado la espalda al Salvador. ¡Judas comía del mismo cuenco que Cristo!, ¡Jesús mismo le daba de comer! La escena desemboca en noche cerrada: Erat autem nox. No solo noche cósmica. San Juan siempre se mueve en dos planos: es la noche de la humanidad, la noche del pecado y la traición. Es el comienzo del camino hacia el Calvario. La glorificación es el levantamiento de Jesús en la cruz. «Cuando yo sea levantado atraeré a todos hacia mí». El Hijo del hombre será ensalzado, levantado. Hay un levantamiento que no solo es elevación en la resurrección: es el levantamiento en la cruz. Por eso, en san Juan, cruz, resurrección y Pentecostés se unen en esta escena del Costado abierto. Es un muerto que da la vida, resucitado y que derrama el don del Espíritu. La generosidad impetuosa con la que Pedro querrá seguirle («daré mi vida por ti; aunque todos…, yo no…»), destacando sobre todos los demás apóstoles, se verá truncada por la triple negación. He aquí una lección de humildad para no basarnos en nuestras propias fuerzas al seguir a Cristo.

Oración:
Padre celestial, ayúdame a dejarte entrar en lo profundo de mi corazón. Dame la valentía de admitir cuándo estoy ocultando un mal motivo detrás de uno bueno.

“PENITENCIA SUGERIDA PARA HOY
Haz un Rosario por quienes están en la cárcel.