Jueves Santo, Semana Santa 2020

Jueves Santo, Semana Santa 2020

Escrito el 09/04/2020
Equipo Editorial HN


DE TODOS ES SABIDO que san Juan no recoge en su evangelio el momento de la institución de la Eucaristía, si bien la anuncia en el capítulo 6 con el Sermón del Pan de la vida. El lavatorio de los pies ocupa el momento de la Institución eucarística revelando su sentido profundo: entrega, servicio. Más aún, san Juan enmarca la escena con estas palabras: «Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo». El lavatorio y la Eucaristía son el colmo del amor. 

Las palabras «Esto es mi Cuerpo / mi Sangre que se entrega por vosotros» son permanentes y actuales en cada momento. No agotan su contenido una vez que las pronuncia el sacerdote para que se realice la presencia real de Cristo sobre el altar mediante las formas y el vino. «Se entrega». El amor es entrega, es donación. Hoy nuestra civilización ha vaciado el contenido de la palabra amor, sensibleramente, eróticamente, y ha perdido la entraña última que genera la unión verdadera de las personas, que expresa lo que es el amor: la entrega, la voluntad de donarse al otro. La entrega como servicio es lo que configura el obrar del que comulga, del que participa en la Eucaristía y quiere convertirse en otro Cristo: «Esto es mi Cuerpo que se entrega»: el esposo, la esposa, el padre, la madre, el sacerdote, la religiosa… «Esto es mi Cuerpo que se entrega, mi sangre que se derrama».

Oración:
Padre, ayúdame a quitar de mi corazón todo apego al pecado. Límpiame de todo lo que falsamente me envanece. Pronuncia tu Palabra, que mi alma sea sanada, para que pueda acoger a tu Hijo en sinceridad y verdad.

Penitencia sugerida para hoy:
Da de comer o de beber a alguien necesitado.