Sábado Santo, Semana Santa 2020

Sábado Santo, Semana Santa 2020

Escrito el 11/04/2020
Equipo Editorial HN


AL FINAL DEL SIGLO XIX, Nietzsche escribió: «¡Dios ha muerto! ¡Y nosotros lo hemos matado!» Esta famosa expresión… con frecuencia la repetimos en el vía crucis, quizá sin darnos plenamente cuenta de lo que decimos. Después de las dos guerras mundiales, de los lagers y de los gulags, de Hiroshima y Nagasaki, nuestra época se ha convertido cada vez más en un Sábado Santo: la oscuridad de este día interpela a todos los que se interrogan sobre la vida; y de manera especial nos interpela a los creyentes. También nosotros tenemos que afrontar esta oscuridad. Y, sin embargo, la muerte del Hijo de Dios, de Jesús de Nazaret, tiene un aspecto opuesto, totalmente positivo, fuente de consuelo y de esperanza. Y esto me hace pensar en el hecho de que la Sábana Santa se comporta como un documento «fotográfico», dotado de un «positivo» y de un «negativo». Y, en efecto, es precisamente así: el misterio más oscuro de la fe es al mismo tiempo el signo más luminoso de una esperanza que no tiene confines. El Sábado Santo es la «tierra de nadie» entre la muerte y la resurrección, pero en esta «tierra de nadie» ha entrado Uno, el Único que la ha recorrido con los signos de su pasión por el hombre: «Passio Christi. Passio hominis».

Oración:
Padre, desde el sufrimiento de la cruz y el silencio
de la tumba, llevaste a cabo la resurrección.
Aumenta nuestra fe para ver que,
a través de tu Hijo resucitado,
obras siempre en medio de nosotros.

Penitencia sugerida para hoy
Permanece durante treinta minutos en total silencio.