Una letanía de la confianza diseñada para tus propias preocupaciones

Una letanía de la confianza diseñada para tus propias preocupaciones

Escrito el 17/06/2019
Equipo Editorial HN


Cuando dudo Jesús, confío en Ti
Cuando temo Jesús, confío en Ti
Cuando me siento solo Jesús, confío en Ti
Cuando me estoy enfrentando a una tentación Jesús, confío en Ti

Cuando mi fe es débil 
Jesús, confío en Ti

Cuando estoy desesperado 
Jesús, confío en Ti

Cuando estoy en necesidad 
Jesús, confío en Ti

En todas mis esperanzas 
Jesús, confío en Ti

En todos mis planes 
Jesús, confío en Ti

Para la salvación de aquellos a quienes amo 
Jesús, confío en Ti

Para aquellos que están lejos de ti 
Jesús, confío en Ti

— Continúa recitando “Jesús, confío en Ti” mientras dejas que cualquier pensamiento o preocupación que enfrentas quede colocada ante Cristo.

Oración conclusiva

Jesús, me pongo en tus brazos amorosos 
sabiendo que en Ti está todo lo que pueda necesitar siempre.

En Tu Gracia, por favor, fortalece mi fe y mi confianza en Ti, 
que pueda ser sanado/a de toda preocupación o duda 
y viva plenamente en la paz y la alegría que vienen 
del abandono total en Ti.

Jesús, confío en Ti.