Al despertar

Al despertar

Escrito el 07/10/2018
Equipo Editorial HN


El cristiano, en el momento en que se despierta, santifica los primeros momentos del día dando gracias a Dios y confiándole la jornada con sus trabajos, ocupaciones, preocupaciones, penas y alegrías.

Invocación

¡Cristo, Rey nuestro! ¡Venga tu Reino!

Padrenuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas,
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación,
y líbranos del mal. Amén.

Avemaría

Dios te salve, María, llena eres de gracia. El Señor es contigo. Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte

Amén.

Petición inicial

Señor y Padre mío, inspira mis pensamientos, palabras y acciones y acompáñalos con
tu ayuda, para que todas mis actividades comiencen y terminen según tu voluntad y por amor a ti. Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.